PIANOFORTE_COVER
  • Gener:
  • Lanzamiento: 22 June, 2014

Encontrar un buen piano para grabar este álbum en Mérida, en los Andes Venezolanos en el año 2011, encaminaron a Leo Blanco hacia el Teatro César Rengifo. El instrumento encontrado recibía sus primeras impresiones cuando Leo consiguió un sonido foráneo. El teatro se sitúa al lado de una capilla del siglo XVIII y sus campanas anuncian su inesperada pero puntual presencia. La intrusión de las campanas causa un súbito cambio en la improvisación de Blanco –Improvisations #2– para hacerse sentir mientras continúa tocando.

Dos noches de grabación: La primera sin audiencia y la segunda como concierto público. Pocas horas después de terminado el último, Blanco regresó con su ingeniero de sonido al teatro para capturar el ruido de la media noche y grabar aquel momento junto a los pianos improvisados para Haiku For Church Bells and Piano. Algunas pistas con aplausos del público, algunas sin ellos y otras con ruidos de cámaras, chirridos de madera, grillos… y las campanas.

Cada pieza fue parcial o completamente improvisada. Para él, los ruidos son bienvenidos en este trabajo. En Bells Improvisation 3, Leo conjura una dramática melodía con un desarrollo rapsódico que lo lleva a una suerte de loca campanología en el teclado.

Blanco, en su corazón, es un melodista natural. Sus ideas musicalmente improvisadas parecen seducir a la audiencia con melodías que perdurarán en la memoria de quienes las escuchen. La calidad contemplativa y nocturna de Light Over Dark, ilustra la mezcla de delicadeza y fuerza en la interpretación de Blanco. Cada improvisación en este concierto, tiene su propia historia. Hay una calidad fílmica, particularmente en las piezas espontáneamente realizadas. Es evidente que Mérida es una tierra que Blanco siempre encontrará inspiradora.

¿Acaso hay murciélagos en aquella torre cuyo campaneo se filtra dentro del concierto? ¿O será entonces Quasimodo, escondido y listo para sorprender a algún inocente visitante? Y… ¿Podría el reloj de la iglesia cambiar al sistema de “24 horas” para prolongar el diálogo?  Hay todo un guión mostrándose aquí, una sugerencia de La Bella y la Bestia y algunos pasajes vertiginosos antes de que la construcción de una canción se materialice.

Y allí, de nuevo, tenemos el instrumento que hace justicia al título de este álbum: Pianoforte, en todo su tranquilo e intenso esplendor.

Rob Adams

Suscribir al Newsletter